Primer evento post Covid-19 en Barcelona - Medidas de seguridad para el futuro.

El día 27 de marzo se celebró el primer concierto parecido a los que disfrutábamos en el mundo pre-pandemia. Love of Lesbian fue el primer grupo en participar en un ensayo clínico en el Palau Sant Jordi organizado por Festivales por la Cultura, con el objetivo de demostrar que los conciertos multitudinarios son posibles con el debido control, medidas de vigilancia y equipos de seguridad, aguardando la esperanza de volver a bailar en los festivales de verano y disfrutar de grandes eventos culturales. La prueba ha dado esperanzas ofreciendo luz al final de un larguísimo túnel. 

Para poder disfrutar del concierto, los asistentes fueron sometidos a pruebas de antígenos el mismo día del evento en las salas Luz de Gas, Razzmatazz, Apolo e incluso en el mismo Palau Sant Jordi, esta labor se realizó gracias a la gran cantidad de auxiliares y personal dedicado para el evento. De los 5.000 asistentes, 6 fueron positivos asintomáticos, los cuales no pudieron asistir al concierto. Unas horas más tarde de la realización de las pruebas, se organizó la entrada al concierto de manera gradual. Se establecieron cuatro controles de acceso en los que los asistentes tuvieron que sustituir su mascarilla por una mascarilla FPP2 que entregaban los vigilantes y auxiliares, así como tomarse la temperatura y ponerse gel hidroalcohólico en las manos. 


Después del concierto, no ha habido una segunda tanda de pruebas, ya que se está controlando, cruzando los datos de los asistentes al evento con el sistema de salud pública. Dos días después del concierto, un asistente dio positivo en Covid-19 habiendo dado negativo el día del concierto. El epidemiólogo Oriol Mitjà intentó tranquilizar a través de Twitter. “Si el test de antígenos fue negativo el día del concierto, con mucha probabilidad no contagió a nadie”. Por ahora, no se han anunciado más positivos, lo que significaría que el concierto fue todo un éxito en el que los asistentes pudieron disfrutar de música en directo de manera segura. Estos son datos muy esperanzadores para el sector de la música y para toda la población.